domingo, 19 de marzo de 2017

Mallorcatur 2017. El musical invisible. El 31 de marzo en Palma



miércoles, 1 de marzo de 2017

MALLORCATUR A LA VIOLETA DE GRÀCIA


Mallorcatur:

Escena del Arxiduc i Catalina Homar.

domingo, 19 de febrero de 2017

MALLORCATUR, AHORA EN MONÓLOGO



Compuesto en 1988, el musical Mallorcatur fue fruto de un esfuerzo conjunto entre Raphel Pherrer, Toni Miranda y el que esto firma. Salió en forma de vinilo, pero nunca se pudo montar en la forma para la que había sido concebido. Quedó así, como un disco raro y de culto.

En 2004, Toni Noguera lo remasterizó y salió en forma de CD. Ello dio lugar a unas cuantas actuaciones, pero que tampoco llevaron a ningún sitio.

Veinte años después, en 2008, por fin interpretamos las canciones en el teatro Sans, con la participación de Miquela Lladó y Miquel Ferrà. Fue una noche inolvidable, pero allí quedó todo.

Ahora, casi diez años más tarde, me he decidido a volverlo a llevar a la escena. En pequeño formato. Como un musical invisible. Bajo la forma de monólogo.

Lo estreno el sábado 25 en La Violeta de Gràcia (Barcelona). En marzo, pasará a Mallorca.

sábado, 4 de febrero de 2017

EL ESTRENO DE "TE LO CONTARÉ EN UN VIAJE"


(Foto: Ricard Cambra)


 Cuando escribí "Te lo contaré en un viaje" estaba convencido de que sería un fracaso. Lo hice siguiendo la voluntad de Alba, y con la urgencia de no olvidar los detalles de la historia. "Nadie querrá leer sobre dramas", me decía.

  Luego, el libro hizo su camino. Tuvo una notable repercusión, y me marcó emocionalmente durante bastante tiempo.
  
  Quince años después, surgió la posibilidad de llevarlo a la escena teatral. Era una nueva incógnita, y suponía otra vez un esfuerzo. Tanto de trabajo como de sentimiento. Pero gracias a Ferran Terraza, que puso todo su empeño en ello, y a la maestría de Alain Chipot como director, terminó por completarse. Otras personas colaboraron de forma muy valiosa: Daniel Gener como diseñador de luces, Ricard Cambra en el álbum fotográfico, Júlia Orbegoso en la realización del vídeo, Myrna Cambra y Assumpta Mañà en la producción, Mariona Forteza en el diseño, Frank Capdet y Roser Batalla con sus opiniones, Pia Muñoz, Edgar Reig, Carla Vidal... Todos ellos en el empeño de llevar adelante un proyecto sin ningún apoyo y de resultados imprevisibles.

 Porque te volvías a plantear otra vez: ¿Quién quiere escuchar una historia dramática?

  Finalmente, el pasado 31 de enero tuvo lugar el estreno. Era el momento de la verdad. El público se emocionó con la interpretación profunda y llena de matices de Ferran Terraza. La sumaria escenografía llenó el espacio de mundos. Y las luces proyectaban luces y sentimientos. Una vez más, la historia llegó al corazón de la gente.

  Una historia de la que uno no es autor ni tiene mérito alguno. Es un simple transmisor.

  Pero quería dejar patente mi agradecimiento a tan magnífico equipo, y al Teatre Gaudí que apostó por nuestra historia.

  Gracias.

domingo, 22 de enero de 2017

AVENIDAS DEL RECUERDO



Hace unos días caminaba por una céntrica avenida de Palma. En ese estado intermedio entre la realidad y el recuerdo. Ese traspaisaje que asoma detrás de los edificios y te devuelve los ecos de cosas que has conocido, y que ya pertenecen a otro tiempo.

  De repente, empecé a hacer recuento de las tiendas que habían desaparecido. Una agencia de viajes, un establecimiento de ropa, una pastelería, una librería infantil... Y me di cuenta de que en su lugar sólo se habían abierto tiendas caras. Con nombres en inglés o alemán y productos "exclusivos". Ni una de ellas está dirigida al palmesano medio, al ciudadano de a pie. Todas tienen como objetivo un hipotético residente rico, que compra arte, equipos vanguardistas, ropa importada carísima, muebles y decoración, y sobre todo busca grandes villas con piscina por precios astronómicos.

  ¿Qué ha pasado? La gente se lamenta de la pérdida de lugares tradicionales, como Casa Roca y ahora el Lírico. Pero lo grave es todo el movimiento de transformación que hay detrás. El cambio de modelo económico.

  El negocio en Palma se focaliza en tiendas de recuerdos, heladerías, franquicias, almacenes, grandes superficies comerciales, alquileres turísticos, venta inmobiliaria. Y frente a ello, ¿qué puede hacer un café tradicional de alquiler barato? ¿O un comercio de toda la vida para gente de a pie?

  Los nuevos usos económicos son el caballo de Troya de una gran mutación, de la que muchos no son conscientes. Ejemplos los tenemos en otras ciudades turísticas, donde los residentes tienen que abandonar su zona de siempre porque no pueden costearse una vivienda allí. Y en su lugar, empresas internacionales compran edificios enteros y los destinan al uso turístico.

  Una vez han subido los precios de las viviendas, una vez los residentes se han desplazado, una vez los comercios tradicionales han cerrado, es muy difícil la marcha atrás por más retórica política que lo asegure. La realidad económica es la que manda.

  Así que estamos condenados a pasear por calles fantasmales. Habitadas por los antiguos bares, comercios y lugares de otros tiempos sólo en nuestra imaginación. Sustituidas por reclamos que ya no son nuestros, ni nos resultan accesibles, ni responden a nuestras necesidades.
  
Al final, también nosotros seremos habitantes espectrales de esas avenidas del Recuerdo.

domingo, 8 de enero de 2017

CALENDARIO DE PROYECTOS PARA 2017





  Cada año comienza con sus propósitos. Proyectos que luego han de fructificar a lo largo de los meses. 

  Para este 2017, varios trabajos importantes. Nada más comenzar, el 31 de enero, se estrena la versión teatral de TE LO CONTARÉ EN UN VIAJE. Un trabajo a cargo del actor Ferran Terraza y el director Alain Chipot para poner en escena el contenido de este libro, que data de 2002. Un proceso que ha sido largo y trabajoso, pero que comenzará a rodar este año primero por el Teatre Gaudí de Barcelona y más tarde por Valencia y Mallorca.

  De mucho menos calado, pero sentimentalmente intenso, es el rescate de MALLORCATUR. Después de tantos formatos dramáticos, un poco de humor. Una historia musical del turismo en Mallorca. Aunque sea de los años 80, concebido conjuntamente con Raphel Pherrer y redondeado musicalmente por Antoni Miranda, sigue en vigor. En este caso, arranca con un formato mínimo de "concierto de autor". Se estrena en la sala La Violeta de Gràcia, Barcelona. Los talaiots, Jaume I, los piratas, George Sand, el Archiduque, en clave de comedia musical. Aunque en este caso la escenografía, los coros, la orquesta, los bailarines, sean.... invisibles.

  El tercer proyecto también lleva años en la recámara. Se trata de recrear el MUNDO TALAYÓTICO. Una cultura única de Mallorca que desapareció a partir del 123 aC con la conquista romana. Y que da materia para reflexionar sobre los cambios históricos, algunos no tan remotos. Cuenta con figuras de la talla de Rodo Gener y Xavi Núñez, con música de Mariona Forteza. Y el lugar del estreno será espectacular. Aunque por ahora no se puede decir nada más.

  Y por último, también está en cartera la renovación de nuestro habitual formato de excursión teatralizada a CABRERA. En esta ocasión, dejamos el "Perduts a Cabrera" para presentar una historia nueva. De la mano de dos personajes encarnados por Rodo Gener y Salvador Oliva.

Más detalles, a su debido tiempo...

lunes, 19 de diciembre de 2016

Te lo contaré en un viaje. Estreno en enero.



viernes, 2 de diciembre de 2016

LA VOZ QUE REGÍA LAS MAREJADAS




 Uno, humildemente, tiene sus manías. Entre ellas se encuentra el gusto por los viajes marítimos. Cuando vives en una isla y viajas en barco acabas por juntar más horas de travesía que un marino de primera. Y el mundo del mar se convierte en tu cotidianidad.

  Ahora es fácil prever el tiempo marítimo. Hay numerosas páginas web, servicios con mapas, modelos y predicciones a largo término. Pero durante muchos años, sólo contabas con los partes del servicio meteorológico. Llamabas a un teléfono, y escuchabas una cinta donde se desgranaban las diferentes áreas y sus previsiones: "Baleares, Este fuerza 3 A 4: marejadilla a marejada; Cabrera, Sudeste fuerza 4 a 5, fuerte marejada con mar de fondo del Este; León, Norte fuerza 8: mar gruesa..."

  Recuerdo perfectamente el ensalmo de aquellos diagnósticos, dictados por una voz recia y firme de mujer. Cuántas veces, devorado por la duda de si convenía o no embarcar, escuchaba aquella grabación una y otra vez. Como si se tratase de una amiga que te iba dando consejos sobre lo que te podía esperar más allá de Sa Dragonera.

   Era como un oráculo omnisciente, capaz de adivinar el mar que habría en el Estrecho, Alborán, Cerdeña... Como una invitación al viaje sin salir de casa. Aquel parte leído, con todas sus limitaciones, representaba una auténtica obra de arte porque estimulaba sobre todo tu imaginación. Y cuando te decidías a viajar y el tiempo era bueno, te decías con satisfacción: "La voz del parte nunca se equivoca".

  Después de tantos años y tantos partes, el lector puede comprender la emoción que sentí al conocer un día sin esperarlo a la dueña de aquella voz. Cuando me presentaron a María Victoria y la escuché hablar, fue como un viaje remoto a todos mis recuerdos. Todas mis travesías del pasado.

  La voz que regía las marejadas.

sábado, 12 de noviembre de 2016

ABUELOS




No conocí a mis dos abuelos varones. El paterno era de derechas y vivió siempre lejos de mi familia. El segundo tenía convicciones republicanas, y falleció de enfermedad al poco de comenzar la guerra civil. Para mí, su generación ha sido siempre casi una entelequia. Algo que me llegó a través de libros, relatos, historias. Pero sin un contenido vivencial lo suficientemente fuerte como para sentir su presencia. Unos rostros, unas viejas fotografías.

   Las imágenes de estos días, que nos enseñan las fosas abiertas de Porreres, me han hecho pensar mucho en ellos. Al igual que en mi caso familiar, la guerra civil no deja de ser en la actualidad una referencia historicista o literaria. Algo que está en el plano del pasado y la abstracción.

  Hasta que, de repente, aparecen esos cráneos boquiabiertos, esos huesos teñidos por las balas, esas osamentas descoyuntadas. Tan explícitas, tan directas. Y lo que era una referencia histórica se convierte en algo dolorosamente vivo. En personas, gestos, pequeños objetos cotidianos como un cepillo de dientes. Un brazo extendido. Un alambre. Presencias.

  La guerra del 36 abrió una gran fosa en la memoria de Mallorca. El tiempo se ha ido depositando encima, como la tierra que cubre los osarios. Quedaba el recuerdo, el sufrimiento heredado familiarmente, las preguntas, los odios enquistados. Pero eran efectos indirectos. Ondas que llegaban de un pasado cada vez más lejano.

  Las fotos de las fosas nos devuelven a los momentos exactos del drama. Nos colocan frente a la presencia viva de sus protagonistas. Aunque no sepamos su identidad, de repente los sentimos próximos. Podemos compartir la angustia y el dolor que exhalan. Como si viésemos sus rostros, las miradas. Los vestidos antiguos. Sus voces que vienen del pasado y nos hablan.

  Es como si todos aquellos hombres y mujeres perdidos en la cuneta del tiempo se hubieran convertido en tus abuelos.




Mi abuelo materno, Carlos Juan Torres Vilar.


sábado, 24 de septiembre de 2016

CAFÉS PERDIDOS DE PALMA



                                         (Fotografía del blog Fotos Antiguas de Mallorca)


 Los cafés nos parecen eternos, imperecederos. Como si siempre hubiesen estado allí sin inmutarse. Engañosa sensación, porque los cafés también nacen, crecen y se esfuman como tantos otros negocios. Con la particularidad de que después de estar en boca de todos durante un tiempo, se diluyen en la nada absoluta. Sólo perviven en la memoria de la que gente que los conoció. No quedan ni en la historia ni en la toponimia.

   La zona del Born tuvo cafés espléndidos, algunos de los cuales todavía hemos llegado a conocer. No es el caso por ejemplo de la Granja Reus, situada donde hoy se levanta el edificio de unos grandes almacenes. Un local de mucha solera y numerosas tertulias, de la época en que las granjas eran territorio de comuniones y tertulias con chocolate y ensaimada. Se fundó en 1935 y fabricaba como es debido horchatas, helados y "llet preparada".

  Si la Granja Reus, que cerró en los 60, más o menos ha perdurado en el recuerdo, otros locales no han tenido tanta suerte. ¿Quién se acuerda hoy del Antonio? Su espectacular terraza, situada a la altura de Born con Sant Feliu, era un centro de atracción para todos los públicos. En las cercanías funcionaron otros cafés de los que sólo he conocido por referencias: el Pullman, el Baleares que estaba decorado todo con madera como un tren, el café Born.

   El que sí recuerdo con añoranza era el Café Miami. Pertenecía a esa clase de los cafés a la vienesa, con un gran salón, atmósfera decadente, camareros de etiqueta y una terraza abierta al Born. En algún libro viejo todavía he encontrado el ticket de una consumición del Miami, como esas flores secas que se guardan entre las hojas. Su inmediatez al cine Born lo convirtió en uno de los centros sociales de la ciudad. Más tarde ambos cerraron y se convirtieron en el comercio que hoy ocupa el edificio de Gaspar Bennàssar.

  En el Carrer Constitució se hallaba el Café Formentor. Un lugar literario donde los hubiera. Acogedor y entrañable, recuerdo haber visto allí a un Robert Graves ya muy mayor, con su cesto, el sombrero de ala larga y una mirada ausente que parecía atravesar los objetos. Era punto de reunión de artistas y escritores. Hoy el local se ha convertido en otro comercio.

 De otros lugares sólo he escuchado hablar. Como el famoso Riskal, en la Plaça de la Reina, el Alhambra, el Mundial, el café cantante Triana en el Carrer Brondo...

 Es curioso como cafés de tanta popularidad, que jugaron un papel decisivo en la vida de tantas personas, se puedan evaporar en el recuerdo sin dejar apenas rastro.