jueves, 5 de agosto de 2010

HIPERVINCULADOS



El universo googleiano tiene muchísimas ventajas. Hoy cuesta imaginarse un recurso más amplio y universal a la cultura. Nos asombra pensar lo difícil que era antes buscar un nombre en bibliotecas y enciclopedias, cuando ahora está al alcance de un simple click.

Pero también tiene su parte oscura.

Conoces a una persona y si sabes sus dos apellidos, es increíble lo que puedes llegar a investigar. Buscas en el Google y acabas encontrando su mail, su expediente académico, incluso su teléfono. Si está en abierto dentro del Facebook te salen sus fotos, sus amigas, sus conocidos, sus fiestas. Esa persona desconocida puede ser "escaneada" en poco tiempo a través de la red. Hasta extremos que nos parecen imposibles.

Tiempos difíciles para la ciberprivacidad.

1 comentario:

phono dijo...

la globalització té això, coses bones (poques!!) i coses dolentes (moltes!!)
quan vulguis repetim entrevista, sempre és un plaer!
ferran